Fisioterapia


Osteopatía

IMG_6287.low

Podemos definir la osteopatía como un camino que busca el equilibrio entre la estructura y la función del cuerpo. Busca recuperar el equilibrio corporal perdido, reactivando sus mecanismos de autocuración con diversas técnicas terapéuticas: manipulaciones articulares, técnicas de energía muscular, de movilización, de estiramiento, funcionales, entre muchas otras.

Esta disciplina terapéutica entiende el cuerpo como una unidad en la que todas sus partes son interdependientes y en donde el movimiento libre es esencial para llegar a una funcionalidad y bienestar óptimos. Para ello, actúa mediante una única herramienta de trabajo: LAS MANOS, en tres sistemas básicos: estructural, craneal y visceral.

Abarca, en gran medida, patologías frecuentes y cotidianas que muchas veces no encuentran una solución acertada: vértigos, migrañas, lumbalgias, trastornos digestivos, ginecológicos, pediátricos (niños/bebés que sufrieron parto difícil), ciáticas, otitis, trastornos musculoesqueléticos y circulatorios, secuelas de infecciones, trastornos en la mecánica respiratoria, restricciones de movilidad, etc.


Terapia craneosacral

IMG_6287.low

Siendo una de las principales causas de hospitalización entre la población
diabética, en nuestro centro realizamos la exploración y el seguimiento apropiados para prevenir la ulceración neuropática, retrasar el inicio o progreso de la vasculopatía y evitar la amputación.

La Terapia Craneosacral se basa en el principio de la existencia de una pulsación rítmica sutil que emerge en los tejidos y fluidos del núcleo del cuerpo, que se denomina Impulso Rítmico Craneal. Este impulso puede ser percibido como un movimiento respiratorio sutil en todas las estructuras que componen el sistema craneosacral (encéfalo, médula espinal, liquido cefalorraquídeo, meninges, huesos craneales, pelvis y sacro), y se transmite también a todos los órganos y tejidos corporales. La potencia y calidad con que emerge y se transmite este impulso a todo el organismo determina su estado de salud y vitalidad

Importante tener en cuenta que el paciente diabético requiere, como mínimo, una revisión anual.


Posturología

IMG_6287.low

La postura, es la adaptación que el cuerpo realiza a los sistemas de captación de información del exterior, que nos permiten tener constantemente referencias del “donde estamos”, y mantener un equilibrio dinámico que nos permite mantenernos de pie, observar un objeto, referenciar su distancia, no sufrir de vértigo, etc.

El sistema de salida, una vez procesada esa información, lo constituyen las adaptaciones biomecánicas realizadas por el sistema locomotor. La posturología es una disciplina del área de la salud que estudia este sistema de salida de la información, el sistema tónico postural (STP), su regulación, alteraciones, adaptaciones y formas de tratamiento.

A cualquier nivel de este sistema, desde los principales captores de información (ojos y pies) hasta los efectores de la acción (músculos) se pueden presentar disfunciones que alteren al sistema en su globalidad. La desregulación de uno o varios de los captores del STP conlleva de manera inmediata a adaptaciones con la principal finalidad de mantener la visión en la horizontal y economizar en cuanto a gasto energético